Eres el Peregrino Número

domingo, 25 de mayo de 2014

PRAZA DE CERVANTES Y RÚA DA ACIBECHERÍA. LIBROS Y AMULETOS DE GEMAS NEGRAS EN EL CAMINO A LA CATEDRAL DE SANTIAGO DE COMPOSTELA

Llegada a la Praza de Cervantes
Dejando ya atrás la Porta do Camiño, inmersos en el corazón del casco histórico de Santiago de Compostela, solo nos restan unos escasos metros para llegar a la catedral cuando, procedentes de la rúa das Casas Reais y de la Capela das Ánimas, atravesamos la Praza de Cervantes, con su bella fuente de cuatro caños


Plaza llamada así desde 1840, cuando fue instalada una estatua del escritor en un pedestal sobre esta fontana, pues antes era del Pan o del Campo



Estatua de Cervantes


Realmente en la Edad Media fue esta la Plaza del Foro, lugar de encuentros y juntas vecinales, pues aquí el pregonero leía las actas del concello y las normas y proclamas del arzobispo, razón por la que una de estas rúas que a ella confluyen recibe el nombre del Preguntoiro. No en vano aquí estuvo el antiguo Ayuntamiento o Casa de Concello de Santiago, en un edificio construido para tal fin en 1682. Anteriormente aún estaba en la Praza da Quintana, en la llamada Casa da Parra, de la que hablamos en esta entrada del blog. En 1787 las Consistoriales fueron trasladadas a su ubicación actual en el Palacio de Raxoi, Praza do Obradoiro


Acontecieron en esta plaza dramáticos autos de fe en tiempos del férreo ímpetu de la Inquisición y aquí hubo patíbulo, junto con el rollo o columna que, simbolizando la autoridad del lugar, servía además para exponer a escarnio público a los delincuentes.
 

Siendo lugar de tránsito obligado, el espacio fue especializándose más en usos menos trágicos, como el mercado de productos alimenticios, razón por la que empezó a ser llamado Praza do Campo, mercado que al trasladarse a la plaza de abastos  hizo que el lugar cambiase de denominación al inaugurarse el monumento a Miguel de Cervantes Saavedra, escritor universalmente conocido por ser el autor de El Quijote, quien porta dos apellidos gallegos, topónimos de sendos pueblos.


El monumento a Cervantes preside la plaza
 

Asistiremos en esta plaza al jubiloso bullicio del casco histórico, pues aquí se unen todas las demás rúas del contorno, las tiendas ofrecen sus recuerdos y productos típicos: vieiras peregrinas, jarras y tazas de ribeiro, recipientes para hacer y servir queimadas, empanada gallega, todo tipo de souvenirs...


Pero llevándose quizás la palma la tan exquisita "Tarta de Santiago", de almendra, con su clásica cruz, cuyo primer testimonio es de 1577, donde se la denomina "Torta Real". Se presenta en diferentes precios y tamaños. La Cruz de Santiago data de 1924 cuando Casa Mora empezó a añadir este motivo..


También en esta misma plaza tenemos la iglesia de San Bieito do Campo, fundada hacia el siglo X pero muy transformada, con fachada de primeros del XIX aunque aún conserva en su interior un altar de inspiración gótica y una Adoración de estilo románico.


Aquí tascas y cafés extienden sus terrazas a la plaza


Hay reconocidos establecimientos hosteleros


En torno a la fuente, vecinos y peregrinos, viajeros, estudiantes, gentes de paso, visitantes, amigos todos.


Parte de la plaza está porticada y tiene soportales


No todo es comer y beber, también hay que alimentar el espíritu. En esta plaza abren sus puertas afamadas librerías



Bueno... y las tiendas de productos gallegos


Chocolates, quesos, licores...


Es hora de ir saliendo a la rúa da Acibechería, la de los antiguos azabacheros de Santiago. Antiguos... o modernos, pues, entre otras muchas mercancías, no faltan joyerías ni establecimientos que vendan tan preciada gema de carbón cretácico, azabache, tan relacionado desde la antigüedad con lo espiritual, lo mágico, talismán de la suerte, protector y brillante, elegante y venerado, al menos desde hace... ¡17.000 años!, que es cuando aparece en las cavernas prehistóricas ya empleado como colgante.


Camino de la rúa da Acibechería

El gremio de los azabacheros de Santiago empezó formando parte del de los concheiros hasta que separaron de ellos en el siglo XIV. El material venía de las minas de Asturias, por seculares caminos que ahora conocemos por sus adscripciones xacobeas, tal como el de la Costa o Camino Norte y este, el Primitivo.


En el siglo XV los azabacheros. ya tenían una cofradía bajo la advocación de San Sebastián y en el s.XVIII eran los artesanos más influyentes de la ciudad.


Hacían por lo general objetos para la litrugia y recuerdos para los peregrinos: cruces, rosarios, conchas, imágenes de santos y vírgenes, etc. así como enseres más profanos tales que collares y abalorios varios, no olvidando sus atribuciones contra el mal de ojo y similares en amuletos como la figa.


La crisis de las peregrinaciones y las transformaciones sociales y políticas del siglo XVIII supusieron una seria transformación del gremio que entró en decadencia pero que nunca desapareció, si bien no con aque peso público de antaño. Hoy sigue siendo notabilísimamente apreciado, pese a la competencia de productos sucedáneos. Recorremos ahora su calle, pues su importancia fue tal que caló hasta en la toponimia de las mismas rúas de Santiago.


Rúa da Acibechería, historia viva de Santiago


También hay numerosas tiendas de souvenirs


Hay joyerías y pensiones


Y por supuesto hostelería. Al fondo está ya la Praza da Quintana, desde donde vemos el Pazo Arzobispal de la Catedral de Santiago


Justo aquí vemos al fondo la Praza da Quintana. La mayoría de los peregrinos siguen de frente pues lo lejos se ve el Pazo Arzobispal, paso a la Praza do Obradoiro. También desde la plaza se puede entrar a la puerta norte de la catedral. No obstante, principalmente su es Año Santo Compostelano, los romeros suelen desviarse a la izquierda para dirigirse a la catedral de Santiago por la Praza da Quintana, entrando, como es preceptivo, por la Porta Santa, que se abre la víspera del Año Santo y permanece abierta durante el mismo. El Año Santo Compostelano se celebra cuando la fiesta de Santiago (25 de julio) cae en domingo


Hermosa y animada rúa


Seguimos hacia la Praza da Quintana


Pero parando a ver los escaparates


Chove en Santiago



Salimos de la rúa da Acibechería y ya sacamos fotos a San Martiño Pinario y Praza da Inmaculada.


Nos encontramos en el mismo entorno de la catedral de Santiago de Compostela. A las puertas del triunfo.